¿Alguna vez has querido saber lo que come un futbolista profesional? ¡Te lo contamos!

577px-rc_celta_de_vigo_logo-svgEn Nutrix Nutrire nos gusta conocer la nutrición en todos sus ámbitos y para ello tenemos la suerte de haber contado con especialistas en algunos de los campos que nos han ayudado de una forma u otra a contrastar la información e incluso nos han aportados nuevos conocimientos que sin su ayuda no habríamos podido conseguir. En el post de hoy nos centramos en la nutrición deportiva, en concreto en la futbolística, en las dietas y en las rutinas de los jugadores. Para ello, contamos con la colaboración de Federico Mallo; médico, nutricionista del Real Club Celta de Vigo, profesor de la Universidad de Vigo, entrenador en un pasado de equipos de niños y en la actualidad de veteranos. Además de esto, Federico asiste con frecuencia a congresos y da charlas acerca de la nutrición proporcionando consejos sobre cómo podemos mejorar nuestra dieta y resolviendo las dud2014072101305591066as que los asistentes tengan.

Desde aquí agradecemos a Federico que haya tenido el detalle
de hacernos un hueco en su agenda para responder a nuestras preguntas sobre la nutrición en el fútbol. A continuación, os dejamos la entrevista que hicimos con él.

Y RECORDAD: ¡UNA NUEVA FORMA DE NUTRIX ES POSIBLE!

1. ¿Cada jugador sigue una dieta específica o hay una dieta general para todo el equipo?

Todos los jugadores tienen unas indicaciones generales de hábitos de vida, sobre que les conviene comer y beber y cuando hacerlo. Es necesario establecer unas pautas generales de alimentación deportiva. Especialmente es importante para algunos jugadores que proceden de otros países con costumbres alimentarias muy variadas y que necesitan adaptarse a la oferta alimentaria que tienen en nuestra ciudad. Además, algunos jugadores tienen regímenes alimentarios especiales, porque tienen necesidades distintas, ya sea para controlar su peso o bien porque tienen necesidades aumentadas de algunos nutrientes: hierro, minerales, folatos, vitamina D, fibra,…

2. ¿Qué pautas tomas para elaborar esta o estas dietas?

Para elaborar una dieta específica para un deportista hay que tener en cuenta sus características físicas generales incluyendo talla, peso y composición corporal, el tipo de trabajo físico que realizan, no es lo mismo un portero que un mediocampista, y por último sus particularidades metabólicas, bioquímicas y composición de células sanguíneas. A partir de ahí se establecen sus necesidades energéticas generales y si requieren de algún nutriente en particular.  Continue reading “¿Alguna vez has querido saber lo que come un futbolista profesional? ¡Te lo contamos!”

Anuncios

DEPORTE Y NUTRICIÓN, LA MEJOR COMBINACIÓN

Todos queremos sentirnos en forma y lucir un cuerpo bonito, para eso vamos al gimnasio, salimos a correr… pensamos que con entrenar ya lo tenemos todo,  pero también hay que cuidar nuestra dieta. La nutrición es una función esencial de nuestro organismo y por lo tanto influirá notoriamente en los resultados que queramos obtener, así pues habrá que tener en cuenta que comemos.

Muchos piensan que para estar en forma y no tener grasa (lo cual es imposible ya que nuestro cuerpo requiere una cantidad de grasa necesaria para sobrevivir) es comer menos, pero eso es mentira, es más, un deportista gasta más calorías que una persona sedentaria, por lo que deberá repones las calorías gastadas. No hay que dejar de comer, sino comer bien y variado.

 

DeporteySalud

Al igual que seguimos nuestro plan de entrenamiento, podemos tener en cuenta algunas pautas para alimentarnos adecuadamente:

  • Nuestra dieta debe ser rica en hidratos de carbono y azúcares complejos (como por ejemplo arroz, pasta o patata). Así aportamos glucosa que se va a almacenar una parte en el hígado y otra en el músculo formando el glucógeno. Cuando tenemos mayor cantidad de estos nutrientes aumenta nuestra resistencia y evitamos el agotamiento.
  • Debemos ingerir entre un 10 y un 15 % de nuestra dieta en forma de azúcares simples (azúcar o zumo de fruta) porque evitan la bajada de azúcar y complementan el aumento de resistencia. Son importantes en ejercicios prolongados y justo después de realizar el ejercicio para restaurar los niveles de glucógeno muscular.
  • Debemos consumir proteínas a diario, pero no en exceso. Muchos siguen creyendo que durante la realización de un ejercicio el músculo obtiene energía de las proteínas ingeridas, pero esto es falso, de donde se obtien
    e energía es del glucógeno, por lo tanto no hay que caer en una dieta hiperproteíca.
  • Tenemojoios que reponer la pérdida de líquidos y también de
    electrolitos
    , ya que durante el ejercicio a través del sudor los eliminamos y aumentan las posibilidades de sufrir una deshidratación, por lo cual hay que beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio físico.
  • Debemos evitar los alimentos ricos en grasas (bollería industrial, margarinas, embutidos, bebidas azucaradas, etc.) ya que contribuyen a una digestión más lenta.
  • Hay que fraccionar las comidas a lo largo del día. Tan importante es saber comer bien como saber cuándo hay que comer. Hay que establecer un horario para las horas de las comidas sin hacer coincidir la digestión con la realización de ejercicio físico y nunca hay que olvidarse de desayunar.
  • A la hora de comer debemos masticar despacio. Uno de los inconvenientes de masticar deprisa es que nos impide disfrutar del sabor de los alimentos, pero otro más grave, es que no los fragmentamos bien y nos resulta más difíciles de digerir.
  • Evita beber agua durante las comidas. Es aconsejable beber agua antes de comer para que el líquido proteja las paredes del estómago. Tampoco hay que beber refrescos gaseosos durante las comidas. Otra de las recomendaciones es no beber agua muy fría ya que retarda la acción de los jugos gástricos.
  • Evitar los productos transgénicos y eliminar los excitantes (café, té, alcohol, etc.).

Últimamente están muy de moda los llamados suplementos deportivos como barritas energéticas o bebidas deportivas por ejemplo. Muchos creen que tomando esta serie de preparados están listos para soportar una actividad física, pero se equivocan. Los suplementos están creados para potenciar los beneficios adquiridos mediante nuestro esfuerzo físico y nuestra dieta, pero no están hechos para sustituir a los alimentos.

La mejora a la hora de realizar ejercicio no es dependiente de si se toman suplementos o no, un buen plan alimenticio puede inducirte a mejorar tu rendimiento sin necesidad de ingerir ningún suplemento. Un mejor rendimiento puede depender más de una buena planificación alimentaria, descansar bien, genética… pero no debemos dejar que un suplemento adquiera toda esta responsabilidad.

joiop

Y RECUERDA, ¡UNA NUEVA FORMA DE NUTRIX ES POSIBLE!

Bibliografía

http://www.enbuenasmanos.com/

http://enforma.salud180.com/

http://www.mapfre.es/

http://mejorconsalud.com/

http://www.minigranada.com/

http://pensarenverde.com/