El agua – ¿Mito o realidad?

El agua es una sustancia esencial para la supervivencia de todas las formas de vida conocidas. Sin embargo, existen muchos mitos y conceptos erróneos acerca de los beneficios y perjuicios del agua.

“Todo el mundo tiene que beber ocho vasos de agua al día para mantenerse hidratado”

Falso. El agua es el líquido más económico para mantenerse hidratado, sin embargo, no tenemos porqué consumir todo el agua a través de bebidas. El agua también está presente en la fruta y en la verdura. Además la única recomendación del Instituto de Medicina es que las mujeres deben hacer un esfuerzo para llegar a beber dos litros u 8 vasos al día y los hombres hombres deben beber unos tres litros o 12 vasos al día de cualquier líquido, no sólo de agua.

agua

“El agua embotellada puede causar caries en los dientes”

Falso. La verdadera diferencia entre el agua embotellada y el agua del grifo es que ésta última contiene flúor, un mineral añadido que ayuda a prevenir la caries dental.

El agua embotellada en sí no produce caries, sin embargo, las personas que sólo consumen agua embotellada incorporan menos flúor a su organismo que las que consumen agua del grifo, y será la mayor o menor presencia de este mineral en el organismo la que condicionará la aparición, o no, de caries en los dientes.

“El agua potable puede ayudar a mantener tu piel húmeda”

Falso. Está demostrado que el nivel de humedad de la piel no está determinado por factores internos, si no por factores externos, tales como la limpieza de la piel, el medio ambiente y el número de glándulas sebáceas que presente cada individuo.

El agua que se consume no alcanza la epidermis.

“Orina de color amarillo es un signo claro de deshidratación”

Falso. La deshidratación conlleva un aumento de la concentración de la orina, pasando la orina a presentar un tono amarillo oscuro. Sin embargo, el color amarillo de la orina puede presentarse por otros muchos factores. Por ejemplo:

  • Algunas enfermedades como la hepatitis, se acompañan de bilirrubina en la orina, presentando una coloración más oscura.
  • La presencia de sangre (hematuria) puede también conducir a oscurecer la tonalidad de la orina.
  • La ingesta de multivitamínicos también puede conducir a una orina de color amarillo oscuro.

“Si tienes sed, ya estás deshidratado”

Falso. La sed no significa necesariamente estar deshidratado. La sed comienza cuando la concentración de la sustancias en sangre ha aumentado menos del 2%, mientras que la mayoría de los expertos marcan como comienzo de la deshidratación cuando esta concentración ha aumentado en al menos un 5%. Además, el cuerpo humano está perfectamente equipado para indicarnos que tenemos que beber mucho antes de que lleguemos realmente a deshidratarnos.

“Se necesitan tomar bebidas deportivas y no agua para rendir a un alto nivel en el atletismo deportivo”

Falso. El agua es todo lo que necesita nuestro organismo para obtener el líquido necesario bebida-isotonica-deportepara participar en la mayoría de los esfuerzos atléticos, ya que es el elemento más importante para llevar a cabo el transporte de nutrientes y energía, y para eliminar el calor durante el ejercicio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las personas que corren maratones o compiten en actividades muy agotadores pueden necesitar incrementar la sal perdida debido a las sudoración excesiva durante largos periodos de tiempo con la ingesta de bebidas deportivas.

Pero eso no es aplicable a la mayoría de las personas que simplemente realizan ejercicio físico para ponerse en forma en el gimnasio.

 “Tomar agua en las comidas engorda”

Falso. Beber agua entre comidas no engorda, al revés, la ingesta de agua entre comidas puede incrementar la sensación de saciedad de una forma más rápida, haciendo que tu cerebro tarde menos tiempo en asimilar que ya has comido.

 

 agua tasmania¿Sabías qué…?

Una tendencia muy reciente es la venta de las llamadas aguas embotelladas de lujo. Por ejemplo, los botellines de agua de lluvia de Tasmania o agua proveniente de glaciares o acuíferos protegidos, que por su alto valor ecológico, solo es posible extraer una pequeña cantidad de agua anualmente y bajo estrictos controles.

Estas aguas embotelladas de lujo puede presentar una concentración de oxígeno natural treinta veces mayor que un agua normal. El inconveniente de esta aguas es su precio, ya que una botella puede alcanzar los 70 euros.

 

BIBLIOGRAFÍA:

El agua: Mitos y realidades.

https://es.deltadentalins.com/oral_health/bottledwater.html

 

Anuncios